COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE

Premio Nocte 2014

Mejor Novela Nacional.

OUTLET CULTURA HACHE

ARAÑAS DE MARTE

Unas impresiones a vuelapluma sobre la novela publicada por Valdemar

Guillem López, voz imprescindible del panorama fantástico actual, tras sorprendernos con una joya del calibre de Challenger y con la visceral y opresiva La polilla en la casa del humo (ambas publicadas por Aristas Martínez, sello con una de las propuestas más personales y estimulantes que podemos encontrar dentro de nuestras fronteras), se consagra con esta obra compleja, inteligente y tremendamente emocional, que gira alrededor de la teoría del funcionamiento cuántico del cerebro humano.

 

Un poco a la manera de la película “Mr. Nobody”, con su planteamiento de las distintas versiones de una misma existencia en función de las decisiones que podría haber tomado su protagonista (aunque aquí están más sujetas al caos que a la voluntad propia), el autor nos sumerge en la psique de Hanne, en las múltiples posibilidades de su vida y sus tragedias, forzando su sufrimiento, y de paso el del lector, hasta el límite, para retorcerlo entonces una vez más y arrastrarnos en su angustiosa vorágine.

 

Se trata pues de una obra abierta a la interpretación, nada complaciente, en la que el autor señala los puntos clave pero no traza el mapa de ruta, dejándole el trabajo al lector, que debe poner de su parte para que el conjunto se dimensione en su cabeza y poder así llegar a destino. Aunque en el fondo da un poco igual; el trayecto es tan asombroso y las emociones se precipitan de un modo tan abrumador, que uno puede simplemente dejarse llevar y disfrutar de esta desgarradora novela sin necesidad de atar los cabos en primera instancia. El poso que se asienta una vez finalizada, y que le acompañará durante una buena temporada, hará el resto.

 

Aviso: si uno consigue meterse de lleno en el doloroso juego caleidoscópico que propone Guillem López, como ha sido mi caso, puede acabar muy tocado a nivel anímico tras pasar la última página. Pero esto es lo que yo busco, que la literatura me haga sentir, ya sea bien, mal o muy mal. Que una obra de ficción, con título que evoca de forma intencionada la CiFi de serie B, haya conseguido que me plantee la naturaleza de nuestra realidad o que cuestione la existencia misma, es un extra que sólo un autor tan bien dotado, con un despliegue de recursos narrativos al alcance de muy pocos, y en su mejor momento de forma, puede alcanzar.

 

Bravo, Guillem López, has firmado una obra maestra instantánea del género.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0