COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE

Premio Nocte 2014

Mejor Novela Nacional.

OUTLET CULTURA HACHE

Mi lista anual - 2014

Lo que no consumí el último año (ni pienso hacerlo)

Como es habitual por estas fechas, brotan como hongos por todas partes listas de lo mejor que dio de sí el año en cuanto a contenidos de ocio y cultura. Antes estos recuentos se limitaban a algunos medios especializados, con el objetivo de funcionar como recomendación, bien fuera literaria, musical o cinematográfica. No entraré a debatir la fiabilidad o los intereses ocultos tras esos listados, casi siempre bajo sospecha por parte de los que no habían sido destacados y creían merecerlo.

Como digo, eso era antes. Hoy día todo el mundo quiere aportar su listado particular, lo que me parece estupendo. Todos tenemos criterio y nos gusta compartirlo. Con tal diversidad, acaba teniendo su espacio cualquiera, hasta yo, y así todos contentos.

El caso es que este año he decidido que en lugar de hacer un listado con las obras más destacadas de 2014, lo haré con aquellas que no pude ver, escuchar o leer, y no tengo intención de hacerlo. ¿Con qué objetivo? Matar el rato y darle vidilla a este blog, que lo tengo muy paradete.

Vamos allá:


Cine:

  1. El Hobbit (el cierre, no sé cómo se titula): la primera trilogía adaptando a Tolkien por parte de Peter Jackson ya no me caló lo más mínimo. Pese a ello, quise darle una oportunidad a esta nueva saga en la que estira una novela corta hasta el paroxismo. Tres cuartos de hora de comida con enanos en la choza de Bilbo después, apagué el reproductor de DVD y me prometí que nunca más.

  2. Transformers. No, tampoco sé por qué entrega va el nuevo chupe de Michael Bay. Me vi la primera parte en el cine y fue más que suficiente. Mi mujer todavía no me lo perdona. Es lo que tiene haber crecido con la serie animada, que uno va con una idea y se topa con este festival de robots alienígenas y posturitas de la moza de turno sobre la moto, el capó o el asfalto. Si añadimos que en esta ocasión está Mark Walhberg, tengo un motivo más para no verla, salvo que sea bajo amenaza a mi vida.

  3. Annabelle, Ouija y terrores varios de origen USA. Vista una, vistas todas. ¿Para qué perder más tiempo con sustos a golpe de gato irrumpiendo en plano con efecto sonoro?


Libros:

  1. El último de Javier Marías. Quizás me gustase, vayan ustedes a saber. El caso es que cuando a uno intentan meterle algo, aunque sea con sonda, acaba generando mucho rechazo. Y se hacen cansinos con el hijo de Babelia.

  2. Yo fui a EGB. No soy nostálgico, cada cosa en el contexto de su época. ¿Un libro sobre lo que vivimos o padecimos en los ochenta? No, joder, lo mejor que pudo pasar con esa década es que quedase atrás. Como todas, en realidad, pero esa fue especialmente estridente, debido a lo que arrastraba nuestra historia reciente. Tuve una infancia bastante feliz, para el que empiece a pensar que quizás esté resentido.

  3. Mr. Mercedes. Menos de medio libro aguanté. Stephen King siempre fue para mí como un seguro, ese escritor al que acudo cuando no me apetece leer, porque siempre acaba enchufándome. En el peor de los casos, me entretuvo, y hablo de obras tan pobres como Cell o La historia de Lisey. Este me resultó insoportable, simplón, escrito o bien con desgana o bien sin estrujarse mucho. Todo me estaba importando un pimiento, y por momentos hasta me abochornaba. Mejor dejarlo a tiempo. Pero volveré a King, sin duda.


Música (en esta categoría hay un único candidato, vencedor absoluto. Jamás escucharé un disco suyo, os lo prometo):

- Pablo Alborán. Qué cosa tan cansina, no hay nada peor que las modas impuestas. Desde que entras en cualquier Carrefour o Alcampo te lo meten por los ojos, los oídos y te lo insertarían en el hojaldre si hicieran revisiones de próstata en estos establecimientos.


Y esto es todo, amigos. Podría hacer una segunda entrega con series de televisión, que aseguran que son mejores que el cine (ni de coña, lo siento), pero se me echará el 2015 encima, cargado con más contenidos que no padeceré.

Feliz 2015.


Escribir comentario

Comentarios: 0