COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE
COMPRAR ONLINE

 

Premio Nocte 2014

Mejor Novela Nacional.

OUTLET CULTURA HACHE

De desánimo y nuevas motivaciones

Ha sido un año difícil, para qué negarlo.

 

No me refiero al último año calendario, sino a mi año literario, que empiezo a contar desde el momento en que puse el punto y final a mi última novela publicada, El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas, a la cual debe su razón de ser este blog.

 

Desde entonces entré en una dinámica muy negativa. No sabría precisar el motivo, ni creo que se deba a una sola causa. Llamémosle desánimo. Así, en general, no sólo en lo literario, sino porque poco a poco me fui apagando en todos los aspectos.

 

Soy una persona inquieta, aunque no sea la imagen que proyecto en persona. Siempre estoy metido en mil fregados a la vez, no puedo estar sin nada entre manos, ya sea una novela, un guión, coordinación de alguna antología, edición, webs literarias o cosas que no tienen nada que ver con mi vocación, como la química o la panadería (versátil que es uno).

 

En este año, como os contaba, esa hiperactividad fue mermándose hasta reducirse a la mínima expresión. Por un lado, la novela a la que más cariño guardo, Lantana, no funcionó como esperábamos ni la editorial, Dolmen, ni yo. Esto pone en peligro la continuidad de la saga, que podría quedar inconclusa si se cumplen las peores previsiones. Todo apunta a que se cumplirán, por más que me pese.

 

Por otro lado, varios proyectos se fueron cayendo por el camino. De esos que no dependen de uno mismo, sino del visto bueno de las personas que de verdad importan en esto, que son las que ponen la pasta. Triste realidad. El mundo funciona así, no es nada nuevo.

 

El año literario también trajo cosas buenas. Si bien no conseguí terminar ninguna novela en este tiempo, lastrado por los malos resultados de las dos anteriores, y sólo tuve pequeñas grandes alegrías en forma de publicaciones humildes (Invasores de mundos y Absurdario), parece que mis Gallinas Viejas sí tuvieron calado entre los lectores y medios especializados. No es la primera vez que menciono desde este blog que nunca antes había cosechado críticas tan entusiastas.

 

Ahora llega la culminación de esa trayectoria en forma de nominación a un premio de prestigio. Mi novela ha resultado finalista al Premio Nocte 2014 a la Mejor Novela Nacional. Un logro que sabe muy bien, incluso si el fallo definitivo no sale en mi favor, ya que estar ahí es harto complicado, y supone que otros escritores de terror, algunos a los que admiro profundamente, han valorado mi trabajo hasta el punto de considerar la novela como la mejor de 2013 en el género de terror. Ahí es nada.

 

Para rematarlo, desde Tyrannosaurus Books han respondido a las buenas sensaciones preparando un relanzamiento de la novela a nivel nacional, que comenzó hoy mismo. Desde esta mañana, hay ejemplares de Gallinas Viejas viajando hacia las principales librerías de todo el país y, en general, a cualquier punto de venta que la requiera, grande o pequeño.

 

Soy una persona pasional, no lo puedo evitar. Funciono por estímulos, aunque siempre pueda rendir de una forma más o menos regular cuando la situación lo requiere. Pero doy lo mejor de mí cuando me siento motivado, y esta ha sido una inyección de moral tremenda.

 

Por cierto, tengo una novela nueva en proceso y encarando la recta final.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0